Para Empresas

Mi sentir en esta parte del camino, es que requerimos darnos cuenta que para colaborar y solidarizar con los otros es preciso dejar de competir. Darse cuenta significa tomar consciencia de que todos remamos hacia la misma orilla para el logro de metas comunes. Que todos somos importantes en la organización. Independiente del cargo o el rol que nos está tocando jugar.

Es relevante entender que cada empresa es un sistema vivo, orgánico y en constante cambio. Sobre todo hoy, que transitamos tiempos de renovación. Requerimos con urgencia cultivar la habilidad de adaptarse al cambio, con fluidez y flexibilidad, dejando de lado los egos para reconocer las ideas creativas e innovadoras. Después de todo, “el trabajo en equipo y la rigidez personal sencillamente no se mezclan.”

He creado y desarrollado programas y jornadas de encuentro entre personas y organización que sinceramente espero sean un aporte hacia el cambio, con el fin de lograr equipos más felices y conectados desde el corazón con un sentido de propósito.

¿Cuando te gustaría comenzar?

 

Anuncios